Presentación de nalgas, ¿qué hago?

Contenido

¿Es algo malo?

¡No!

Es que, simplemente, nuestro bebé se ha colocado mirando hacia arriba porque tal vez está más cómodo. Su cabezota está en nuestro fondo de útero.

Lo habitual es que los bebés estén más cómodos con la cabecita mirando hacia abajo, ya que por la forma del útero, es la más cómoda. 

Pero como decía mi madre:

«Cada uno hace lo que puede».

Pues eso, que no todas nuestras pelvis, ni nuestros úteros tienen la misma forma, y ellos se colocan como mejor están.

Ante una posición de nalgas, ¿que te diría?

Pues si es tu segundo o tercer bebé, que ni te preocupes. Ellos pueden estar de nalgas hasta el final, y luego en último momento se cambiarán (si quieren). Pero sí, es lo más probable, tranquila.

Si es tu primero, la cosa cambia, y empezamos a tenerlo en cuenta sobre las 30 – 34 semanas.

¿Pueden cambiarse al final?

No lo creo, pero todo puede pasar. Yo sólo recuerdo a una mamá que a la 34 su bebé de nalgas y en varias clases de piscina con ella, cuando fue a la semana 36 ya estaba en cefálica. 🥰

Pero no es probable.

Aquí para trabajar ya sabéis que recomiendo visita obligada al Fisioterapeuta y Osteópata en cada trimestre, para estirar y colocar nuestra pelvis. Todas tendemos a cargar el pie más en un lado que en otro, la cadera igual, la espalda… y al final nuestro cuerpo todas esas limitaciones las llevará a la pelvis. Por eso es importante trabajar el cuerpo.

Otra de las cosas que podemos hacer es movernos mucho especialmente en piscina, yo trabajo el MÉTODO AIPAP ®, y es una gran herramienta para mover nuestro cuerpo sin riesgo de lesiones y/o hacer posiciones invertidas (siempre con supervisión profesional), sin hacernos daño ni lesiones. Y con tanto movimiento, muchos deciden espontáneamente rotarse.

La Moxibustión

Otra de las técnicas empleadas y eficaces es la Moxibustión, junto con acupuntura. Consiste en aplicar un puro de Moxa de Artemisa en el punto de acupuntura V67 del meridiano de vejiga, en la parte externa del dedo del pie. Con resultados buenos si además lo usamos con acupuntura. 

Y muchas veces en algunos hospitales os darán la posibilidad de una versión externa, siempre realizada en un hospital y con ginecólogos experimentados. ¿Tiene sus riesgos? Pues sí ,pero siempre explico lo mismo, cada una debe valorar posibilidades a su alcance antes de realizar está técnica.

Hay lugares en España donde se siguen haciendo partos de nalgas.

Aunque cada vez menos.

Aún así, si después de todo tu bebé decide seguir así, nunca sabremos la razón; lo que sí sabemos es que le gustaba esa posición y él quería nacer así.

Respetemos y confiemos en ellos, que los bebés son muy inteligentes.

¿Y tu bebé como venía? ¿Me lo cuentas?