41 Semanas

Contenido

¡Comienzan los nervios!

Muchas de vosotras empezáis a ir a monitores a partir de la semana 37 – 38. Y todas las semanas lo mismo… llegas allí, te sientas, te ponen las correas, escuchas a tu bebé, y te dicen:

Venga hasta la semana que viene.


¿Os suena? A que síii… Preguntas a tu matrona, a tus amigas, a la ginecóloga, cómo ponerte de parto, en fin un compendio de técnicas a cual peor.

¿Qué hacer llegados a este punto?

Confiar.

Es lo primero; quiere decir, no todos los bebés salen al mismo tiempo, ni todos se engendraron a la vez, por lo que las «fechas probables de parto» son orientativas y nunca «Palabra de Dios, Amén».

En un primero tenemos probabilidad muy alta de ponernos sobre la 40 -41, así que tranquila. Debes confiar en tu bebé y sobretodo aceptar si quiere esperarse más, por algo será.

¿Nos ponemos a hacer ejercicio como locas?

Pues mi consejo es que no, lo lógico sería que hubieses estado haciendo ejercicio moderado durante todo el embarazo, no empezar a la 40, y de hecho las mamás que se mueven y practican ejercicio regular a menudo (4 – 5 veces/semana) suelen parir antes.

Por eso el momento menos indicado para ponerte como una loca a hacer ejercicio es en estas semanas. Ya que antes del parto, el cuerpo está cogiendo energía, reservas, para afrontar este gran reto. Así que muévete como lo hacías, si estabas en piscina sigue, si estás en Pilates continúa, y si eras de la de modo sofá, sal a caminar y acude a un Fisioterapeuta Osteópata a trabajar la pelvis.

¿Infusiones?

Por supuesto.

A mi particularmente las mujeres que me conocen me dicen «La Hierbas», pero es que algunas de ellas son muy indicadas especialmente para el embarazo, por sus propiedades.

Os mando al blog de una compañera donde su infusion es fantástica.

Si no te gusta toda, puedes hacerte sólo las hojas de frambueso (por favor, de herbolario) y tomarla en el tercer trimestre, te ayudará a tener más energía, además de aportar sus infinitas propiedades

¿Acupuntura?

Por supuesto.

No puedo estar más fascinada por la Medicina Tradicional China, dejar al cuerpo que trabaje y se cure sólo me encanta. Pero aplicado a ponerse de parto, estaría indicado muy cerca de la fecha de la inducción, no está indicado por preferencias personales sino porque te pongan una inducción a las 41 + 5, y sobre la 41, pregunta.

Aquí hacemos una historia porque -muchas veces- los miedos, los bloqueos, hacen que nuestro cuerpo no se ponga o simplemente no es nuestro momento, intentamos en estas sesiones trabajar determinados puntos para que tú te pongas espontáneamente de parto.

Podemos usarlo también con Técnicas de Reflexología Podal. A mi, como matrona, me parece una de las técnicas más beneficiosas y naturales que existen. Y con la que deberías contar como recurso antes de la inducción programada por embarazo prolongado.


Meditar

Es importantísimo dedicar tiempo a una misma y a su bebé, tiempo de calidad, no por la noche con un sueño… no.

Es llegar y dedicar un tiempo a pensar en ti, en lo que quieres, en lo que deseas, en hablar con tu bebé y dedicar un tiempo a estar con él.

Así que tómate tiempo, respira, disfruta, y sobre todo acepta que cada bebé y mujer llevan un ritmo, no el del hospital sino el nuestro, el propio.

Y tú, ¿me cuentas qué te dice tu cuerpo? ¿Llegaste a la FPP? ¿No?

Cuéntamelo en los comentarios.